Entradas populares

jueves, 15 de julio de 2010

Ver para creer, informar para sostener el turismo




Por Roberto F. Campos

. Cada día los países otorgan mayor relevancia al trabajo de los periodistas para potenciar el turismo, de ahí organización en La Habana un seminario en el que tomaron parte sobre todo informadores latinoamericanos.

Estudiar, informar y desarrollar la imagen de los destinos turísticos forma parte de buena manera de la carpeta de tareas para periodistas, que en Latinoamérica buscan potenciar las economías de sus países.
Ese propósito, afinca la realización anual en La Habana, Cuba, de un seminario de informadores, sobre todo de esta región, en busca de intercambio de experiencias y conocimiento sobre el desarrollo de la industria recreativa en la mayor ínsula antillana.
Distintos temas ocuparon la agenda de esa cita, y era obligatorio tener en un lugar prioritario el asunto del medio ambiente, tan vinculado a la recreación y a las vacaciones, en momento de peligros latentes para la humanidad.
Por tanto, la necesidad de llevar a la par la protección del medio ambiente y el desarrollo de la industria recreativa conquistó el III Seminario Internacional de Periodismo y Turismo con sede en La Habana.
La reunión ocurrió en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, bajo los auspicios de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).
Los participantes coincidieron en el creciente reclamo de hacer vacaciones de cara a la naturaleza en países como Colombia con una infraestructura y lugares ideales para ese descanso activo, o en Cuba, con potencialidades y aumento de esta modalidad.
La doctora Teresa Borges, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) reflejó en una charla magistral los elementos sobre el tema en esta Isla.
Significó que el medio ambiente lo es todo, lo urbano, lo natural y sus recursos. Destacó el concepto de sustentabilidad en cuanto al turismo y la necesidad de analizar, evaluar, construir y ofertar de una manera equilibrada para poder proteger el entorno.
Por tanto, insistió en la calidad ambiental como término que incluye la espiritualidad, recreación, los seres humanos, tanto desde el punto de vista de los empleados del turismo como de la población circundante en hoteles y complejos de descanso.
Explicó una estructura pensada por las autoridades del país desde hace varios años y una clasificación de regiones. Dijo que Cuba posee 252 áreas protegidas, de ellas 91 con significado nacional y 101 con relevancia local.
Agregó que el 37,17 por ciento del territorio nacional corresponde a estas Áreas Protegidas, de las que el 16,85 por ciento refieren territorio terrestre y el 24,78 por ciento plataforma insular.
Para esta protección, el gobierno estableció un sistema jurídico que parte de la Ley 81 del Medio Ambiente del 11 de julio de 1997 y otras legislaciones, con reglamentos en constante renovación para adaptarse a las necesidades.
Añadió como instrumentos de esas estrategias, el ordenamiento ambiental, las legislaciones, evaluaciones, licencias, educación ambiental y otros elementos muy vinculados al turismo.
Borges fue profesora universitaria durante 18 años, y en 1986 comenzó a trabajar vinculada con estos asuntos hasta accionar en la Dirección de Medio Ambiente del CITMA.

Periodismo de calidad y turismo

Durante la reunión, la profesora cubana Iraida Calzadilla, hizo énfasis en la Nota interpretativa, de lo factual a los significados, como parte de elementos indispensables de la actualidad para examinar esferas de tanto relieve como el turismo
Por su parte el experto en gestión Pedro Torres disertó acerca del patrimonio cultural y natural, con ejemplos en diversas partes del mundo y el vínculo con un desafío constante para los comunicadores en cuanto a la comprensión de elementos indispensables de la realidad.
Otro de los elementos que abordó provocó un examen sobre la sostenibilidad del turismo, y diversos factores que influyen en sus potencialidades para la economía de las naciones.
Los asistentes tuvieron la oportunidad de recorrer La Habana Vieja y en su programa colateral para la reunión incluyen otras visitas como al balneario de Varadero, principal destino de sol y playa de Cuba, y la comunidad Las Terrazas en el extremo occidental.
Además, esta reunión tuvo las palabras de bienvenida del director del Instituto Antonio Moltó, quien resaltó la relevancia de este tipo de intercambio entre colegas de la región.
Durante la primera jornada, el vicepresidente de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, Carlos Alberto Masvidal, destacó los esfuerzos a favor de un turismo histórico-cultural en La Habana Vieja.
Significó los esfuerzos durante muchos años por la Oficina del Historiador de la Ciudad, y por la figura de su responsable Eusebio Leal, por dotar al futuro no solo de un espacio de turismo de alto vuelo, sino de gran legado cultural.
Por su parte, la directora de Medios de Comunicación de la propia Oficina del Historiador, Magda Resik, reseñó el sistema de difusión del patrimonio y su protección como un elemento significativo para este tipo de turismo.
Entre los ejemplos abordados por ambos conferencistas estuvieron iniciativas como los recorridos Rutas y Andares, la emisora Habana Radio, y paseos guiados para sordos, entre otras muchas iniciativas para difundir el turismo en los 2,2 kilómetros cuadrados de ese lugar.
Cada año, la espiral creciente del turismo de esta Isla impacta de mayor manera entre los informadores que aprecian una excelente oportunidad de comprensión e integración, en el acudir a esta reunión profesional.
rfc/
Free counter and web stats