Entradas populares

miércoles, 6 de abril de 2011

En lugar de guerra está el turismo

Playa Girón
Bello paisaje de playa
Un lugar ideal para observar aves
Costa cerca de La Cueva de los Peces

Rumbo a Guamá





. En los escenarios de la guerra de 72 horas de 1961, cuando una invasión intento derrotar la Revolución Cubana de 1959, hoy florece el turismo, y la presencia de viajeros de todo el mundo deseosos por conocer el lugar.

Cuba desarrolló en los más recientes años un turismo de naturaleza que abarca interesantes lugares, como es el caso de los cercanos a la Bahía de Cochinos, escenario de la invasión de 1961 que intentó derrocar a la Revolución Cubana de 1959.
Isla con todos los atributos de país pequeño, largo y estrecho, tiene en la actualidad una lista de retos, que sus ejecutivos turísticos enfrentan con cierto optimismo a partir incluso de las sugerencias de los propios viajeros extranjeros.
En esa gama de propósitos económicos, el turismo se asumió en el país como industria sobre todo a partir de 1994 y los derroteros obligaron a pensar en una diversificación de las propuestas, filosofía que ya en la actualidad se considera una bitácora irrevocable.

Senderos y potencialidades

Una de las compañías que en la actualidad se encarga en esta Isla del tema viajes de naturaleza es el Grupo Cubanacán, con un nombre muy sugestivo, sobre todo si se trata de reservas On-line (www.cubanacan.cu, www.hotelescubanacan.com).
Para la especialista de relaciones públicas de esta compañía, Noris Alonso, el éxito del constante reclamo de alojamientos con su grupo, puede estar en la misma sonoridad de la palabra que bautiza la empresa, sobre todo en quienes buscan en línea la palabra Cuba.
Sin embargo, para otros, la clave radica en las ofertas sobre el tema de naturaleza y sitios muy conservados que para un viajero exigente puede resultar una especie de paraíso.
Y si se habla de estos lugares, la elección de solo algunos puntos puede generar la satisfacción, sobre todo como es el caso de la Ciénaga de Zapata en la occidental provincia de Matanzas, en su porción meridional, un humedal muy conservado y de grandes valores.
Como singularidad, aparece Guama, tal y como lo comentan los especialistas comerciales de esa región, pertenecientes también al Grupo Cubanacán, Pedro Martin y Cecilio Larena, guías en un viaje de este periodista por ese lugar.
Allí se conjugan intimismo, naturaleza, y novedades artísticas, pues se trata de la recreación en el humedal de una aldea Taina, o de aborígenes cubanos, inaugurada en 1961 y que ya resiste los embates del tiempo y la guerra.
Un conjunto escultórico de unas 25 piezas con figuras casi al tamaño natural, para darnos la idea de cómo cazaban, pescaban o construían sus viviendas en ese mismo espacio.
Al principio, explican, era un paseo en lancha por el derredor para ver esas esculturas ancladas en los pastizales, pero ahora, existen pasillos de madera por todo el lugar, restaurante, piscina, cabañas, mientras las aves revolotean, pescan y la vida sigue su cotidianidad.
El derredor depara al turista senderos con nombres tan sugerentes como El enigma de las rocas, o Las Salinas, un corredor de aves con alrededor de 70 especies, con 22 endémicas y de ellas 18 se pueden apreciar en el lugar.
Entre los propósitos nuevos para los directivos, sentencian, están propuestas que ya llaman mucho la atención como pasear en Kayak, pues existen por el lugar 200 kilómetros de canales, además de creer en el éxito de otros programas como los de Bodas y Lunas de Miel, por la intimidad.
En 2010 atendieron en el lugar a 100 mil visitantes, muchos en tránsito, sobre todo de Alemania, Canadá, Francia y España.
Por demás, reparan los viales del circuito sur de esa parte de Cuba, para facilitar accesos desde provincias como Cienfuegos, a donde también llegan en la actualidad muchos turistas europeos.

Una marca y un prestigio

Noris Alonso, la especialista en relaciones públicas, asegura que su grupo Cubanacán se dedica con fuerza a la hotelería con 70 establecimientos en todo el país, y una compañía nombrada Turismo y Salud, dedicada a servicios médicos y de mejoramiento de vida.
Refiere que trabajan marca propia, en administración y en hoteles mixtos, con presencia de nombres extranjeros de relevancia como Sol Meliá, Blau, SuperClub e Iberostar.
Cuentan para ello, en toda la Isla, con cinco marcas: Hoteles Brisas, Hoteles Cubanacán, Hoteles E, Club Amigo y Hoteles Horizontes, esta última mencionada, propiamente de cara a la naturaleza.
Recalca que en lo básico se trata de hoteles de categoría cuatro y tres estrellas, de muchas comodidades, facilidades y trato personalizado, que mejoran su confort y calidad en los servicios.
De vuelta a los datos de la Ciénaga de Zapata, Península de Zapata, tenemos cuatro mil 520 kilómetros cuadrados, una de las áreas naturales más extensas del país, con 75 por ciento de territorio boscoso o pantanoso y solo el 25 por ciento de tierra firme, para nueve mil habitantes.
Buena pesca del Macabí, áreas de paseo y pesca del Róbalo y el Sábalo, especies muy valiosas, hasta el punto de predominar la práctica de “marcar y soltar”.
En 1961, en abril, hubo allí guerra, en la Bahía de Cochinos, una invasión para derrocar a la Revolución Cubana de 1959.
Playa Girón, Playa Larga y otros sitios del lugar fueron escenarios de los combates que duraron 72 horas. Ahora lo recuerdan un Museo y 44 monumentos que se encuentran al paso por el lugar.
Por allí, no existían carreteras, solo plazas para carboneros. Había solo un pequeño hospital en Cayo Ramona, comentan los lugareños, y en la actualidad el escenario otrora de guerra reboza de turismo, buceo, paseos y gente llegada desde todas partes del mundo.
Muchas personas llegan para observar aves, unas 18 especies endémicas, de ellas tres típicas del lugar, el Cabrerito de Santo Tomas, la Ferminia y el Zunzuncito, explica Ismari Torres, otra de las especialistas comerciales de Cubanacán en la zona.
La Ciénaga, las playas del lugar, los puntos de buceo y snorkeling, como La Cueva de los peces, o Caleta Buena, constituyen símbolos de una de las mejores maneras de obtener placer: al apreciar los recodos de la naturaleza.

La Ciénaga de Zapata

Uno de los viajes más sorprendes a Cuba está relacionado con la Ciénaga de Zapata, uno de los más importantes humedales, con un gran registro de flora y fauna, verdadera fiesta cubana para un viajeros que busca aventura, un descanso activo.
Vivir un humedal constituye una propuesta novedosa, repleta de colorido y sorpresas.
Se trata de uno de los lugares más interesantes de Cuba, en la región sur-occidental de la ínsula, con un panorama excepcional de varios tipos de ecosistemas de pantano.
Sitio de llanuras bajas, pantanosas y semipantanosas, localizadas sobre depósitos de turba y roca caliza, con suelos hidromórficos y vegetación de sabana natural.
Como es de suponer, escenario de este estilo es perfecto para realizar fotografías y tener un paseo privilegiado en vacaciones, por su alto valor estético, con espacios como La Laguna del Tesoro y la Cuenca del Río Hatiguanico, la principal vía fluvial del área, además de Playa Larga y Playa Girón.
El lugar atesora bosques sobre calizas y partes mal drenadas, y manglares. Además, existen grandes extensiones generalmente inundables donde crece el herbazal de ciénaga, formado por Cortadera, Palmacana, Arraiján, Yana y Guanito, entre otras.
Su fauna es privilegiada donde se localizan La Gallinuela de Santo Tomás y la Ferminia, aves exclusivas de la zona y consideradas como las de hábitat más restringido en el mundo.
Además, se pueden observar más de 100 especies de aves, entre ellas el Zunzuncito, Cabrerito de la Ciénaga, Gavilán Colilargo, Catey, Cotorra y Paloma Perdiz, de las que se forman grandes concentraciones durante todo el año.
Por otra parte, la Ciénaga constituye refugio natural de miles de aves migratorias provenientes de América del Norte.
Allí existen 16 especies de reptiles, entre ellos los cocodrilos cubanos y americano, iguana, lagartijas, majá, y varios tipos de ranas.
Los mamíferos tienen a un endémico como la jutía enana, además de la jutía conga, así como por abundantes poblaciones introducidas de puercos jíbaros y venados.
En los esteros y lagunas es posible localizar dos especies de vertebrados acuáticos, el Manatí y el Manjuarí, este último solo se encuentra en la Ciénaga.
Sus aguas también son refugio de una buena representación de la fauna marina, como peces y corales. Este lugar lo consideran los expertos como el mayor humedal del Caribe insular.
La Ciénaga de Zapata abarca 300 mil hectáreas. Alrededor del 56 por ciento de ese humedal está cubierto de bosques, y se calcula que existen, dentro de ellos o en comunidades independientes, unas 900 especies florales diversas.
Muchas de estas especies florales son autóctonas. Puede agregarse a esta biodiversidad la presencia de unas 109 formas de la fauna, con 12 especies de mamíferos, 160 de aves, 31 de reptiles y gran variedad de anfibios e invertebrados.
Por todos estos tesoros fue declarada Reserva de la Biosfera, ubicada en el sur de la occidental provincia de Matanzas, verdadero paraíso para un viajero exigente, para quienes desean obtener importantes fotografías o para un descanso activo perfecto.
rfc/
Free counter and web stats