Entradas populares

viernes, 4 de noviembre de 2011

Sierra Mar, un casi increíble escenario cubano




Por Roberto F. Campos, enviado especial

Santiago de Cuba. En las estribaciones de la Sierra Maestra, aparece un lugar de descanso para quienes desean vacacionar en Cuba de manera activa, que hoy crece en el gusto de viajeros de todo el mundo: Sierra Mar.
Su nombre se origina en la combinación de esas dos partes de una geografía muy bien conservada, donde se conjugan el descanso en un equilibrio absoluto de silencio y color, con la posibilidad de caminar, conocer, bucear o simplemente realizar una excursión.
Para nuestro guía, el director comercial Ramón Cots, la combinación del Hotel Brisas Sierra Mar y Los Galeones, significa ya un espacio reconocido entre los amantes de los sitios muy especiales; a 62 kilómetros de Santiago (a 860 kilómetros de La Habana).
Ubicado en el municipio de Guama, en la provincia de Santiago de Cuba, está al pie de la Fosa de Oriente, parte de la Fosa de Bartle, con seis mil kilómetros de profundidad; cerca del poblado Chibirico, y de camino al Pico Turquino (1974 metros).
La playa como tal se nombra Sevilla y posee cuatro kilómetros, el sitio quedó inaugurado para el turismo el 2 de enero de 1994 con la presencia del líder cubano Fidel Castro, quien recomendó para el hotel precisamente ese nombre, relata Cots.
Se compone de dos establecimientos, Sierra Mar de cuatro estrellas y 200 habitaciones, y Los Galeones, a 12 kilómetros de esa primera instalación, con 34 habitaciones, solo para adultos, que en su lleno total admite 60 personas.
Esta segunda parada, cuenta con una escalera al mar de más de 200 peldaños, a 60 metros sobre el nivel del mar; sin embargo, entre sus más fervientes huéspedes están personas de la tercera edad.
Comenta Cots que ese municipio (Guamá), es el más largo de Cuba con 175 kilómetros y 956 kilómetros cuadrados de extensión total; en el lugar están las más altas elevaciones del país, incluido el Pico Turquino.
También aparece la mayor depresión, la Fosa de Oriente y una vista muy caribeña, pues esta es la parte cubana verdaderamente de cara a dicha cuenca.
Los constructores aprovecharon la terraza natural donde está el hotel y crearon una estructura de nueve niveles, sin sobrepasar la elevación de origen, con elevadores para ir a la playa.
Relata Cots que su principal mercado es el canadiense con cuatro operaciones semanales desde Toronto y Montreal a Santiago de Cuba en el invierno, o temporada alta del turismo aquí (diciembre-Abril), además de recibir dos operaciones desde la ciudad de Holguín.
El lugar recibe anualmente unos cinco mil 500 extranjeros y alrededor de cuatro mil nacionales, fundamentalmente estos últimos desde Santiago de Cuba, Guantánamo, Holguín y la capital.
Operado por el Grupo Hoteles Cubanacán, además participan en esas operaciones receptivas Havanatur y Cubatur, que proponen a los clientes interesantes viajes al entorno natural como el ascenso al Turquino o Jeep Zafarís.
rfc/
Free counter and web stats