Entradas populares

martes, 8 de abril de 2014

Le Marriage, remanso culinario en La Habana Vieja






Por: Roberto F. Campos

De parte de una culinaria variada, muy de moda, la cultura del queso y el vino toma auge hoy en La Habana Vieja en Le Marriage, nuevo establecimiento en busca del turismo de alto vuelo.
   Lugar pequeño e íntimo, sin embargo atesora todo un concepto de La Oficina del Historiador de La Habana (Eusebio Leal) y de la compañía turística Habaguanex, donde pocos pasos hacen un largo camino.
   Se trata de un recodo en el camino, en la esquina de las calles Amargura y San Ignacio, frente a todo un establecimiento de lujo y especialidad como lo es el Hotel Raquel (inspiración hebrea).
   Abierta sus puertas en enero de este 2014, Le Marriage simplemente la gente la conoce como La Casa del Queso, pues esa es su especialidad, que ofrece tanto para degustar platillos junto con vino en el propio lugar, como para llevar.
   Con una carta de más de 15 tipos de quesos, también destaca la decoración del recinto, de colores justos, y un minimalismo que atrae por los tonos claros y la iluminación abundante que proviene del exterior mediante sus encristalados.
   Para unos 30 comensales, es un lugar agradable en horarios de 1000 horas a 22:00, que lleva la batuta de Maria de los Ángeles Menéndez, quien siempre recibe con una sonrisa, e ilustra al consumidor en su plan que tiene mucho que ver con la cultura mediterránea.
   Una vivienda que en su momento tuvo el peligro de derrumbarse, fue recuperada para ponerla al servicio del turismo y el buen gusto, de la mano de una amplia carta capaz de recrear los paladares más exigentes.
   Montaditos de queso azul con salsa de miel, brusquetas de queso mozzarella y tomate, ensalada de queso gouda y tomate, tabla de quesos, o la degustación Le Marriage, pueden acaparar la atención de los viajeros gourmet, de la mano de una copa de vino de la casa.
   Allí se venden gouda, caribe, manchepok, manchego, cabra, azul, frutos secos, aceitunas y una larga lista de productos que mucho tienen que ver con paladares refinados y buena alimentación.
   Se trata de una especie de iceberg de la culinaria en La Habana Vieja, donde reina un turismo muy particular operado por la compañía Habaguanex.
   Habaguanex, precisamente constituye un nombre curioso, pues responde al apelativo de un cacique aborigen que reinaba en las zonas que van desde el oeste, hoy bahía del Mariel, hasta la capital actual.
  
EL CAMINO DEL TURISMO TRADICIONAL E HISTORICO

   La casa del queso forma parte de una red de establecimientos mayor, con un complejo gastronómico particular asociado a la Plaza Vieja, una de las cinco plazas más importantes de La Habana, en particular de su parte antigua.
   Este establecimiento combina de manera inteligente una carta de quesos tanto cubanos como extranjeros, para comer y para llevar, e ilustra detalles de este tipo de alimentación.
   Vinos de España, Chile u otras procedencias relevantes se dan la mano en materia de blancos, rosados y tintos, con las variedades alimenticias, incluido incluso la llamada Timba (en su momento Pan con Timba) que para el cubano común se trata de queso y jalea de guayaba.
   Pues esa tradición, en Le Marriage se exhibe con rollitos de guayaba y queso, para estilizar la tradición criolla.
   Habaguanex oportunamente tuvo anuncios en cuanto a nuevas inversiones hoteleras y extrahoteleras, ya que se encarga de tiendas, restaurantes, puntos de ventas y cafeterías en La Habana Vieja, unos 2,5 kilómetros cuadrados propiamente.
   Esta compañía celebró el 6 de enero de este año su 20 cumpleaños, tiempo en el que impulsó la restauración de edificios y estructuras antiguas en esa parte de la capital.
   Para algunos expertos, más del 90 por ciento de los viajeros que llegan a Cuba cada año, pasan por esa parte del país y disfrutan de sus encantos (las autoridades esperan al cierre de 2014 atender a poco más de tres millones de visitantes extranjeros).
   Informes oficiales señalan que Habaguanex emplea a alrededor de cinco mil personas que laboran en 20 hoteles, 38 restaurantes con cinco factorías, más de 80 tiendas y cerca de 60 cafeterías y bares que conforman la red de influencia de dicha compañía.
   El plan culinario de Habaguanex abarca prestar servicios y recetas de mucha variedad con comida cantonesa hasta platillos hebreos, pasando por la llamada culinaria internacional, china, mexicana, caribeña, y de una disímil procedencia.
   Los principales mercados para el turismo de La Habana Vieja se apoyan en Europa y Canadá, aunque crece mucho el interés en cuanto a latinoamericanos.
   A esos fines incluso cuentan con una agencia de viajes nombrada San Cristóbal, en honor al santo patrón de esa parte de Cuba, y que se dedica fundamentalmente a viajes de interés histórico-culturales.
   De igual manera, los voceros de la empresa, recuerdan un incremento del turismo estadounidense, en plan de enfrentar las restricciones políticas de su país, por el ya antiguo diferendo de Washington contra La Habana.
   Los hoteles de La Habana Vieja llevan una ocupación promedio de temporada alta (noviembre-abril) del 84 por ciento y las operaciones de dicha empresa facilitan ingresos superiores a los 170 millones de dólares por año.
   Entre las novedades se pueden mencionar establecimientos tan intimistas como El Palacio del Marques de San Felipe y Santiago de Bejucal, el Hotel Terral y la recuperación hace un año del Sloppy Joe´s Bar.
   Y si de nuevos proyectos se trata, 2014 tendrá en su seno al Hotel Habana 612 dedicado a estudiantes de cursos y postgrados de la Universidad de San Jerónimo, en el centro histórico.
   Apareció en marzo la factoría-cervecería del Antiguo Almacén de la Madera y el Tabaco, en el puerto, frente a la iglesia de San Francisco de Paula (hoy sala de música) y en enero el Bar Bigote Gato.
   Edificaciones que forman parte de un plan ambicioso de remodelación de la imagen del puerto, la bahía, y su entorno que paulatinamente se dedica al turismo y la cultura.
   Y en esa cuerda, Le Marriage, junto a otros escenarios culinarios, conforma un panorama variado e interesante que cobra vida y clientela en un turismo de cara a la cultura mundial y sus impactos favorables.
rfc/













Free counter and web stats