Entradas populares

domingo, 2 de octubre de 2011

Turismo de naturaleza en Cuba, celebran evento internacional Turnat 2011

El autor durante una de las caminatas



Laguna de Hanabanilla
Fidel, Otmara y el autor, periodistas participantes


Una siempre verde idea sobre el mundo
Por Roberto F. Campos


. Interpretar las vacaciones de una manera activa y, sobre todo, de cara a la naturaleza, constituye cada día una de las mejores maneras de hacer turismo, de ahí la atención que a este tipo de modalidad dedican las autoridades cubanas.

Con el cierre de la VIII edición del Encuentro Internacional de Turismo de Naturaleza Turnat 2011 en Cuba, los participantes aunaron criterios para recalcar al descanso activo como forma imprescindible de interpretar el mundo circundante.
Tal filosofía, prevaleció del 26 al 30 de septiembre de este año en un escenario muy interesantes: el centro de esta Isla, en la combinación perfecta de montaña, ríos, lago intramontano y un paisaje conservado de la mejor manera posible.

El momento propicio para reflexionar

Con 234 personas de más de 10 países la reunión tuvo como elemento sustancial un solo día de charlas para el resto de las jornadas pasarla en el monte, sobre todo disfrutando de senderos interpretativos de la naturaleza.
La cita tuvo organización de Havanatur, una empresa de más de 30 años de operaciones y que difunde por el mundo este país en cuanto a la industria recreativa, a fuer de ser líder en materia de multidestinos.
Con eje en el Hotel Hanabanilla de la central provincia de Villa Clara, además abarcó terrenos de locaciones cercanas como Cienfuegos y Sancti Spíritus, bajo el lema “Cuba en el centro”, que mucho gustó a los asistentes, de acuerdo con declaraciones.
El propio director de desarrollo del Ministerio de Turismo (Mintur), Alexander Sierra, significó la atención de Cuba por año a más de dos millones de viajeros foráneos.
Resaltó que la modalidad de descanso activo dedicada a la naturaleza tiene fuertes potenciales en la nación con alto grado de endemismo en cuanto a su flora y fauna, detalle por lo que es considerada esta isla como principal centro de evolución antillano.
Destacó que este archipiélago concentra el dos por ciento de la flora mundial, coleccionada en 13 jardines botánicos distribuidos por todo el país.
Anotó Sierra además al sistema montañoso entre los de mayor altura en el Caribe insular, y la ubicación entre los 10 polos biológicos de mayor diversidad a nivel de las islas.
Agregó que esta nación posee conservados fondos marinos y alrededor de cuatro mil kilómetros de arrecifes coralinos, y el 23 por ciento del territorio nacional ostenta alguna categoría de manejo, sea Parque Nacional o Reserva Natural, entre otras importantes categorías.
Acapara la Isla seis Sitios Ramsar, otorgados a los humedales mejor conservados y protegidos, y ejemplificó con el Rio Máximo en la oriental provincia de Camagüey y la Ciénaga de Zapata, entre otros.
Dijo que el país posee 11 Parques Nacionales, 12 Reservas Ecológicas, un Elemento Natural Destacado, 12 Refugios de Fauna, dos Paisajes Naturales Protegidos y tres Áreas Protegidas de Recursos Manejados.
Entre una larga lista de valores medioambientales, el directivo reseñó 67 mil kilómetros cuadrados de plataforma insular, cinco mil 700 kilómetros de costas, más de 500 playas, 500 fuentes de aguas minero-medicinales y el 25 por ciento de área boscosa.
En particular la región central de la Isla, escenario de Turnat, destaca por lugares de sumo interés como Hanabanilla, cuyo hotel de nombre homónimo resultó sede, el Nicho en Cienfuegos y Topes de Collantes en Sancti Spíritus, o el Parque Caguanes.
Prevista para cinco días, la reunión se repite cada dos años en un lugar distinto y atractivo de este país, transformada de un encuentro muy pequeño y de investigadores, en una reunión amplia a la que acuden turoperadores, agentes de viajes o simples amantes de la naturaleza.
Ecotur, principal animador

Por demás y estimulados por el desarrollo de la industria turística cubana hoy los expertos de la empresa local Ecotur constituyen los principales animadores de la recreación activa de cara al medio ambiente.
Ese parecer lo confesó la directora de esa empresa Zady Abut, quien señaló el desarrollo y eficiencia de su equipo y los planes de desarrollo para liderar en esta modalidad recreativa en la Isla.
Y su dialogo atrajo de sobremanera a los asistentes a Turnat 2011, entre ellos muchos amantes del paisaje provenientes de Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, España, Alemania, Reino Unido, México, Ecuador, Panamá, y Cuba entre otros países.
Abut reseñó que Ecotur lleva 15 años de operaciones y gana cada día espacio preferente en esta modalidad, con propuestas como más de 100 senderos y recorridos por todo este país.


Reseñó la observación de aves, o los sitios de criaderos de cocodrilos en la Ciénaga de Zapata o la meridional Isla de la Juventud.
Además entre sus planes está mostrar a los visitantes las costumbres de los campos cubanos, cultura, y propuestas deportivas como paseos, pesca y caminatas.
Como novedad adelantó que en noviembre próximo (2011) presentarán un catálogo lo más completo posible sobre estas potencialidades cubanas para el desarrollo del turismo de naturaleza.

Jardines botánicos cubanos, una forma de proteger

El desarrollo de los jardines botánicos en Cuba también resultó tema de dialogo en el encuentro de parte de la subdirectora del Jardín Botánico Nacional, Nora Hernández.
La científica esbozó que en esta nación aparecen 13 importantes jardines botánicos cuyo desarrollo tuvo como origen la visita a Cuba el 20 de octubre de 1966 del botánico austríaco Johannes Bisse, quien alertó sobre las potencialidades de la Isla en este sentido.
Luego, resaltó, por iniciativa del líder de la Revolución Cubana Fidel Castro, que el 6 de enero de 1968 apareció la motivación inicial para esta iniciativa.
Para 1984 abrió sus puertas el Jardín Botánico Nacional en La Habana, con 600 hectáreas de terreno en la actualidad y una variedad considerables de especies de todo el mundo, con varios pabellones, e incluso un Jardín Japonés.
Vinculado a la Universidad de La Habana este Jardín se complementa con una cadena en toda la nación, con particularidades como algunos dedicados a helechos, cactus u orquídeas.
Relató que a nivel mundial estos escenarios son muy atractivos, cuando reciben por año 150 millones de visitantes. Solo en Europa llegan cada 12 meses 50 millones de personas.
Senderos de nombres sugerentes, paisajes emocionantes y variedad en el programa de la reunión, los asistentes regresaron a sus casas satisfechos por el conocimiento adquirido y la confirmación de un turismo de naturaleza cubano de altos vuelos.



Turismo y Naturaleza
La vida cubana más allá de las ciudades


Paisajes espectaculares, colorido inolvidable; tales frases pueden describir las sensaciones de los caminantes al desarrollar vacaciones activas de cara a la naturaleza de una isla tropical con vocación de ambientalista, donde los senderos siempre llevan a la felicidad.

En un país estrecho y alargado como Cuba, rodeado de mar, el turismo de naturaleza tiene espacio privilegiado. Su geografía le coloca como un archipiélago en franco desarrollo del turismo dedicado a conocer los paisajes.
Esa no es una descripción para cualquier catálogo turístico, sino toda una filosofía de las autoridades locales que interpretan las potencialidades del derredor de conjunto con los reclamos de más de dos millones de viajeros foráneos que llegan por año.

Un verdadero paraíso

Turismo sostenible constituye la clave para los directivos del Ministerio de Turismo (Mintur) de este país, que apuestan cada vez más por la variedad en las ofertas, y entre estas las relacionadas con la naturaleza.
Y para enfrentar tal estrategia cuentan con un declarado arsenal que desarrolla el potencial insular, como lo constituye el alto grado de endemismo, apreciable de sobremanera en la flora y la fauna, de un país considerado principal centro de evolución en las Antillas.
Además destaca la concentración en este archipiélago del dos por ciento de la flora mundial, atesorada en 13 jardines botánicos, con uno central ubicado en la periferia de La Habana, la capital.
Las autoridades además anotan sistemas montañosos entre los de mayor altura en el Caribe insular contrastante con su mundo subterráneo, integrado por miles de cavernas de distintos tipos, tamaño y formación.
Expertos añaden al país entre los 10 polos biológicos de mayor diversidad a nivel de las Islas, tal y como lo reconoció oportunamente el director de desarrollo del Mintur, Alexander Sierra.
Esta nación cuenta con conservados fondos marinos y unos cuatro mil kilómetros de arrecifes coralinos, considerados de alta importancia a nivel global.
Ratifica estas potencialidades que el 23 por ciento de todo el territorio insular posee alguna categoría como Parque Nacional o Reserva Natural, algunos declarados por la UNESCO como Reserva Mundial o Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad.
Esa lista de posibilidades y potencialidades agrega seis Sitios Ramsar, calificación para humedales mejor conservados y protegidos, cuyo ejemplo está en el Río Máximo de la oriental provincia de Camagüey.
Y sobre todo destacan el Gran Humedal del norte de Ciego de Ávila, el delta del rio Cauto en Granma y el más importante, la Ciénaga de Zapata en la porción meridional del occidente cubano.

La lista habla por sí sola a la hora de programar vacaciones, cuando en el país existen 11 Parques Nacionales, 12 Reservas Ecológicas, un Elemento Natural Destacado, 12 Refugios de Fauna, dos Paisajes Naturales Protegidos, y tres Áreas protegidas de Recursos Manejados.
En ese ámbito la geografía local exhibe como ejemplos ineludibles al Valle de Viñales, declarado por la UNESCO como Paisaje Cultural, en el occidente cubano, Pinar del Rio.
Y la mención abarca Sitios Naturales de la Humanidad, Desembarco del Granma y el Parque Nacional Alejandro de Humboldt; la Reserva de la Biosfera Guanahacabibes, Sierra del Rosario, Buenavista y Cuchillas del Toa.
Le sigue la Ciénaga de Zapata como el mayor y mejor conservado
humedal del Caribe Insular, concentrando, además, las cuatro especies de manglares existentes en Cuba.
Por decirlo a manera de números, incluye la ínsula 67 mil kilómetros cuadrados de plataforma insular, cinco mil 700 kilómetros de costas, más de 500 playas, 500 fuentes de aguas minero-medicinales y un 25 por ciento de área boscosa.
Con estos valores a mano, el Ministerio de Turismo tiene bien fundado su optimismo para convertir a esta Isla en un destino ineludible para aquel viajero deseoso por tener vacaciones de cara a la naturaleza.
rfc/
Free counter and web stats