Entradas populares

sábado, 17 de noviembre de 2012

Saborear a lo cubano, peculiar agasajo a La Habana




La Habana, 16 nov.2012.La forma de cocinar los alimentos constituye hoy  peculiar manera de celebrar los 493 años de fundada esta ciudad, cuando profesionales del turismo se reúnen en un evento bautizado como Saborear a lo cubano.
   Desde el 14 al 17 de noviembre, el Hotel Ambos Mundos de La Habana Vieja y otras instalaciones gastronómicas, acogen a unas 200 personas interesadas en homenajear la fundación de esta urbe (16 de noviembre de 1519) mediante las reflexiones acerca de la manera de comer del cubano.
   El sugestivo nombre del encuentro (Saborear a lo cubano) acompaña a una reunión que ya transcurre por su tercera edición y a fuer de unir a expertos en la materia, también atrae a los turistas de visita por estos días en la capital, y sobre todo su parte añeja.
   Conferencias, talleres, catas y degustaciones, componen un programa muy variado con temas sumamente interesantes, entre los que se encuentran El chocolate en la gastronomía, Estilo de vida saludable, Lo tradicional y lo gourmet, Vinos y tapas, o el Proyecto Fiesta Mojito (trago cubano).
   Sin embargo, los mayores atractivos los aportan asuntos como: ¿De dónde son los manjares?, en alusión a una pieza musical tradicional de este país cuyo estribillo señala ¿De dónde son los cantantes?.
   A la lista de tópicos de mayor agarre, se agregan Arquitectura y Gastronomía, ¿Cómo se cocina en el mundo hoy?, Maridaje de habanos y espirituosos, o detalles sobre la reapertura en diciembre próximo de un emblemático bar de los años 20 nombrado Sloppy Joe.
   Unos 30 asuntos llaman la atención de chef, sommeliers, cantineros, directivos del turismo, turoperadores y agentes de viajes, entre otros especialistas del sector reunidos en un ya emblemático Hotel Ambos Mundos, que fuera hogar en su momento del escritor Ernest Hemingway.
   Al programa también se añadió una ruta por Paladares o restaurantes privados, que toman auge en la actualidad económica cubana, y sobre todo impactó de sobremanera la conferencia magistral del historiador de la ciudad Eusebio Leal.
   Una Noche de Guayaberas, resultó la cena de apertura, destacando esa prenda de vestir cubana, consistente en una camisola de bordados, larga y por lo general en color blanco, que ya lleva muchas variantes y formas.
   Los organizadores pusieron especial esmero en las propuestas gastronómicas, mezcla de la tradición cubana y de las adecuaciones a las formas sanas del momento propuesta por la medicina para alimentarse.
   Incluyeron títulos tan interesantes como Entónate a saborear lo cubano como cóctel de bienvenida en cartuchones con casabe y palitroques con oliva y aroma de orégano de la tierra, y extracto de naranja agria con laurel, mezcla de tortilla indígena con hierbas del jardín.
   Esa cena ocurrió en uno de los nuevos restaurantes de la Habana Vieja, La imprenta, homenaje al surgimiento de las letras en este país.
   Y como toque de distinción, también programaron filmes vinculados con la gastronomía internacional y un cierre para el fin de semana en la Plaza Vieja, una de las cinco originarias de esta capital, como un impulso a un turismo con miras a la historia y la cultura del país.
rfc/
Free counter and web stats