Entradas populares

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Mi viaje a Venezuela. Capilla de piedra, la Loca y Mucubají, novedades andinas


Por Roberto F. Campos

Un alto en el camino
MÉRIDA. La región occidental venezolana aporta al viajero innumerables paisajes, mucho frío, un páramo en medio de sinuoso camino, y curiosidades imprescindibles para visitar en el entorno de la bella ciudad de Mérida.
   Santiago de los Caballeros de Mérida, constituye un estado venezolano de la región oeste con variedad para el turismo activo.
   Mérida, como tal, es capital del municipio Libertador y del estado del propio nombre, además del principal asentamiento de los Andes para este país. Fundada en 1558 por el capitán Juan Rodríguez Suárez integró la Nueva Granada y a partir de ahí es rica en historia y tradiciones culturales.
   Como ejemplos destacables aparecen tres escenarios irrepetibles, que llegan a nuestra vista en un recorrido por vías serpenteantes, entre los Andes: la Capilla de Piedra Juan Félix Sánchez, el Monumento Loca Luz Caraballo y la Laguna de Mucubají.
   Este cronista reconoce, que el largo camino y el frío, adormecieron al grupo de periodistas internacional durante la marcha en bus por esas carreteras intramontanas, pero la sorpresa y el colorido despertaron, sobre todo en un lugar pequeño, con mucha historia, la primera de las tres escalas mencionadas.

Lugares y personajes, vidas y leyendas

   Juan Félix Sánchez fue arquitecto, agricultor, tallista y tejedor venezolano (1900-1997) quien quedó entre esas montañas con una pequeña obra de gran significado, muy visitada por viajeros de todo el mundo; su capilla de piedra.
   La edificó el artista autodidacta, roca a roca, nada más y nada menos que a los 83 años de edad; en un sitio actualmente muy concurrido, incluso por peregrinos del Vaticano.
   El autor fue un artista de larga vida (murió a los 96 años), quien nació precisamente en San Rafael de Mucuchíes, en esa propia zona, y además de las tareas que desempeño (muchas por iniciativa propia), también fungió como juez, político y narrador, pero se le conoce por la Capilla.
   Lugar bonito, remarcado en piedra en el paisaje, constituye silueta espectacular entre la bruma que baja de la cima, capaz de envolver a todos y crear un ambiente muy particular para el visitante.
   La historia de su construcción y el artista impresionan, Sánchez solo viajó a Maracaibo, Cumaná y Caracas, en Venezuela; nunca salió del país. Se casó con Epifanía Gil, vivió en Tisure, a seis horas de su lugar de origen y fue enterrado junto a su esposa.
   Construye la capilla sin cemento, solo con piedras, dedicada a la Virgen de Coromoto, y denominó ese sitio religioso como El bohío.
Iglesia de piedra
   Muy cerca están comercios, y un pequeño poblado de abundante colorido y animación, por donde pasan muchos vehículos, una buena parte en recorridos turísticos, otros debido a las faenas de las montañas.
   Por ese mismo camino, existe una colina, que ahoga el subirla, con peldaños de cemento, donde el aire frió se torna mas cruento que en el resto del viaje.
   Una silueta alta, casi dantesca, apunta con su dedo a la montaña, erigida en 1967, te sorprende e impacta, se nombra el curioso monumento La Loca Luz Caraballo.
   Se trata de un personaje de la cultura popular venezolana para la región andina, inmortalizado en la literatura de este país por el escritor y poeta Andrés Eloy Blanco.
   Esa celebridad se conoce de la tradición oral de localidades como Timotes, Mucutujote, Chachopo y Apartaderos, donde se encuentra. Leyenda al fin, no existe fuente cierta de su existencia.
   El escritor venezolano inmortalizó ese nombre al ser confinado en 1932, por razones políticas, a lugar tan apartado como las zonas aledañas a Timotes, y al conocer estas leyendas las reflejó en sus obras.
La Loca
   Podría referirse a Lesmichimio, una mujer de Timotes, que aparece en sus versos, cuyo marido Lesmes fue reclutado por el ejército junto con sus hijos, causa de su demencia. Otros autores consideran que el nombre verdadero es Blasa Ramírez.
   Ese personaje fue a dar al poema  de Eloy Blanco “Palabreo de la loca luz Caraballo”, de su libro La Juanbimbada de 1936.
   El Parque Loca Luz Caraballo se alza junto a la carretera trasandina, cerca de su kilómetro 60, y se compone de una plaza que lleva además el Museo-Antigüedades La Loca Luz Caraballo, con objetos supuestamente que le pertenecieron, además de piezas indígenas y coloniales.
La niebla que rodea la laguna
   La colina y monumento se encuentra en Apartaderos, poco después de la Capilla, a tres mil 473 metros sobre el nivel del mar, y su escultura es obra del artista español Manuel de La Fuente (1932-2010), quien se radicó en Mérida, desde 1959 hasta su muerte.
   Esa colina cuenta con la presencia de niños del páramo, quienes recitan a los turistas el poema citado; las escaleras son lo suficientemente inclinadas como para acentuar la falta de oxigeno, y el agotamiento por la altura, sobre todo para quienes llegan al lugar por primera vez.
   Junto al monumento se encuentra una placa de concreto con chapa de bronce con la imagen de Andrés Eloy Blanco y su Palabreo de la Loca Luz Caraballo.
   La figura de mujer levanta el pie con largos harapos, cabellera descuidada y el brazo al horizonte; significa la leyenda del supuesto falso indicio de la ruta del libertador Simón Bolívar, que dio Luz Caraballo a los españoles en la época de independencia.
   Otro punto ineludible en ese trayecto es la Laguna de Mucubají, ubicada en un área de tres mil 625 a tres mil 655 metros sobre el nivel del mar, de igual manera en el Parque Sierra Nevada, de Mérida.
   Es uno de los espejos de agua más grandes de la región y forma parte de la lista de humedales Ramsar, desde septiembre de 2007.
La Laguna
   La Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, sobre todo para hábitat de aves acuáticas, se conoce de manera abreviada como Convenio Ramsar por la ciudad Iraní donde se firmó el 2 de febrero de 1971. En 2011 aparecían inscriptos 160 estados, para proteger mil 950 humedales.
Una laguna muy visitada
   Mucubají es una laguna de origen glacial con alrededor de 10 mil años de antigüedad, a partir de un curso original de la quebrada del propio nombre que vertía en el Río Chama, cerrada por una morrena frontal (cordillera o manto de cadena glacial no estratificado) que formó la laguna, con desvío al río Orinoco.
Bello paisaje del páramo
   Lugar interesante, páramo, con amplia población de truchas traídas al parque en 1937 desde Europa y América del Norte. Ubicada en Apartaderos hacia Santo Domingo y Barinas, a un kilómetro de la propia carretera trasandina, es punto de origen para excursiones a elevaciones del extremo noreste de Sierra Nevada.
   Allí el visitante aprecia una capa espesa de niebla que desciende de la montaña y cubre todo el derredor, hasta casi no ver al compañero de viaje a solo un metro de distancia; poco después, esa misma niebla se disipa y aparece el brillo del sol, paisaje increíble.
   Conjuga ese escenario acceso para coches, estacionamiento, muelle con señalamientos y explicaciones, en un entorno sumamente natural, perfecto para el turismo de naturaleza y aventuras.
  
Parque Nacional Sierra Nevada

Uno de los pueblitos andinos
   Estos sitios mencionados se encuentran en el Parque Nacional Sierra Nevada con altas montañas y glaciares, segundo declarado como tal en Venezuela el 2 de mayo de 1952. Porción central de la Cordillera de los Andes venezolanos, abarca una extensión de 276 mil 446 hectáreas, incluidos varios municipios y estados.
rfc/
  










Free counter and web stats