Entradas populares

lunes, 17 de diciembre de 2012

Viento en popa para el turismo

 


Por Roberto F. Campos
Fotos: de Internet

    El desarrollo de una industria turística sostenible constituye hoy una de las principales estrategias económicas para Cuba, con el suficiente éxito para mantener esos derroteros y esperar del futuro cifras mejoradas.
   Escenarios de verdaderos atractivos, bajo la mirada de los expertos en cuanto a su preservación, incrementos en la calidad de los servicios y nuevos establecimientos y programas, corroboran la intención de tener un turismo fuerte y capaz de liderar en el Caribe.
    La industria recreativa cubana constituye uno de los principales eslabones para el desarrollo económico del país, con crecimientos anuales significativos, y el término de 2012 e inicios de 2013 no es la excepción.
   De manera preliminar, las autoridades señalaron que el 2012 cerraría con la atención a 2,9 millones de visitantes, propuesta récord, además de prever para 2013 el arribo de tres millones de viajeros.
   Aunque el término, según datos preliminares, indica 2,8, sin embargo la previsión para los próximos 12 meses se mantiene inalterable, lo que argumenta la confianza de las autoridades en el aumento.
   El turismo cubano creció 5,1 por ciento al cierre de octubre, con la llegada de dos millones 339 mil 758 visitantes, datos que confirman la espiral ascendente de esta esfera económica insular.
   La Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI) agregó en su reporte adelantado sobre el sector que esa cantidad de arribos representan 114 mil 415 visitantes mas que en idéntico período del año anterior.
   Solo en octubre pasado, aclaran, llegaron al país 169 mil 504 visitantes, que representan 4,9 por ciento mas que en igual mes de 2011.
   Esa cifra, también indica 2,9 por ciento por encima que en igual mes de 2010, y 18,9 por ciento comparado con 2009.
   Cuba cuenta en la actualidad con una infraestructura turística adecuada que sobrepasa las 60 mil habitaciones en unos 300 hoteles distribuidos por todo el país, y las autoridades apuestan por una diversificación de la oferta.
   Sin embargo, algunas trabas, que podrían ensombrecer ese panorama recreativo, no significan barrera suficiente para impedir su desarrollo como industria.
   Entre las trabas que recuerdan los economistas se encuentran los muros comerciales de Estados Unidos contra Cuba.
   Solo en el informe anual sobre los daños causados por las barreras comerciales impuestas por Washington contra La Habana desde los años 60 del pasado siglo existe un acápite que refleja a la industria recreativa de este país.
   Datos del gobierno cubano señalan que tales limitaciones afectaron de sobremanera la actividad recreativa, sobre todo en el período desde marzo de 2011 hasta idéntico mes de este año.
   Las cifras se recrudecen con severos impactos provocados por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos, indica el documento, en importantes esferas como servicios, operaciones y aseguramiento logístico.
   Dicha afectación llega a un estimado de los dos mil 68 millones 43 mil 657 dólares, refiere el texto.
   Pese a esos datos negativos, la industria turística cubana crece por año, con la atención a mas de dos millones de viajeros cada 12 meses, pero sobre todo al incrementar la calidad de los servicios, infraestructura, y ofertas.
   El país, que en un inicio solo era considerado por la modalidad de sol y playa, ahora tiene en cartera una amplia gama de propuestas que incluyen naturaleza, calidad de vida, historia, cultura, congresos, viajes de incentivos, y náutica recreativa, que engrandecen esta industria insular.

Siempre al alza, pese a la crísis

   Pese a la cruenta crisis financiera y económica global a la que Cuba no es ajena, la industria turística de este archipiélago exhibe al cierre de 2012 crecimientos relevantes y estrategias para incrementos futuros.
   Políticas bien condimentadas con la protección de la naturaleza y variedad en las ofertas, permiten el desarrollo de esta esfera económica, con facilidades para la creación de empleo y una espiral en constante alza, criterios oficiales que resaltan elementos reiterados en varias ocasiones.
   Por tanto, el cierre de 2012 remarca esa filosofía gubernamental referente a la industria considerada de paz, por flanquear barreras de un mundo cargado de elementos desfavorables como desordenes bélicos y desastres naturales.
   Es por ello que el ministro de turismo de Cuba, Manuel Marrero, ratifica con sus oportunas opiniones esos pareceres, cuando significó que este año concluirá con la atención en este archipiélago a dos millones 850 mil visitantes, cifra que representa 4,9 por ciento de crecimiento, frente a 2011.
   Pese a estas cifras favorables, Marrero mostró su insatisfacción, pues en planes aparecía la llegada de 2,9 millones, lo que no fue posible por diferentes factores, entre ellos la crisis mundial, comercialización, cancelación de operaciones de cruceros y otros declives.
   Sin embargo, pese a esa leve disminución en las cifras, las autoridades mantienen sus cotas hacia arriba, y sostienen para 2013 la posibilidad de cerrar con más de tres millones de visitantes, indicador de esfuerzo y dedicación.
   Dicho optimismo, reproduce un arrojo constante por esta industria, que incluye la elevación de la calidad en los servicios, la mencionada diversidad de la oferta y, sobre todo, el interés de muchos viajeros por conocer al cubano promedio, sus dificultades y maneras de enfrentarlas.
   Marrero subrayó la garantía de las condiciones para una excelente temporada alta que inició operaciones en noviembre pasado y concluirá en abril próximo, con la contribución de un millón 400 mil visitantes al plan del año que comenzará.
   Recordó que las opciones no estatales del turismo no constituyen una competencia a las esferas gubernamentales, sino valor añadido, como es el caso de alojamientos, alimentación, artesanía y transportes, entre otros.
   Relativo al tema del trabajo por cuenta propia, indicó que en la actualidad existen en el país mas de mil 700 restaurantes privados, conocidos aquí como Paladares, tipo de gestión que administra cuatro mil 280 habitaciones, además de 700 casas de alquiler completo.
rfc/

Industria de paz, el turismo va por buen camino


   A partir del interés del ser humano por contradecir aires de guerra y calamidades, hoy la industria turística mundial exhibe cotas al alza, para categorizar su camino de comprensión mutua entre los pueblos, mercado de paz.
   Considerado un sector capaz de ligar tolerancia, desarrollo cultural, gusto por las tradiciones, la naturaleza y la paz, el turismo lo anteponen muchos analistas a las ataduras de las dificultades del momento y a los aires belicistas en muchas partes del mundo.
   Detalles al respecto, señalan que el turismo crece, frente a la crisis financiera y económica global, quizás no tanto como muchos desearan, pero lo suficiente para marcar su rumbo ascendente.
  Este es también el caso cubano, pequeña isla con un desarrollo promisorio de la industria de los viajes, que apunta a un futuro cercano atender a tres millones de viajeros por año, como parte de la tendencia ascendente para Latinoamérica y el Caribe.
  Pese a las alzas en cuanto al turismo internacional, hoy los estimados de los organismos internacionales prevén un ligero decrecimiento a nivel global para el año próximo, sin desmeritar los éxitos.
   Estudios consideran como base los datos de enero a agosto de 2012, que marcan un alza del cuatro por ciento de llegadas internacionales, hasta los 705 millones de turistas a nivel mundial.
   Tales datos aparecieron en la World Travel Market, una de las ferias turísticas más importantes de Europa y el Planeta, que transcurrió durante una semana a fines de año (noviembre).
   El secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Taleb Rifai, especificó oportunamente que el crecimiento, en lo que va de este 2012, resulta positivo frente la crítica situación económica.
   Pese a la estabilidad del sector, Rifai alertó la necesidad de examinar esta industria con cautela debido a la observación de ciertos meses con datos más flojos.
   Esos elementos preocupantes aparecen mediante una disminución en junio de 2,7 por ciento y 1,4 por ciento en julio, frente a los cinco primeros meses de este año que exhibieron una media de cinco por ciento, con recuperación en agosto, al cuatro por ciento.
   Para el cierre de 2012, la OMT tiene el augurio de alrededor de tres a cuatro por ciento, y pronostica para el año próximo una leve disminución de dos al cuatro por ciento.
   La nota para este año la ponen las economías emergentes, que en su conjunto reportan cinco por ciento de alza, frente al cuatro por ciento de los países ricos; entre las regiones de mayor destaque apuntan a Asia-Pacifico, África, América y por último Europa.
   Los datos de la OMT señalan entre los 10 países de mayores ingresos debido al turismo, con elementos de la primera mitad de 2012, a Hong Kong (China), Estados Unidos, Alemania, Francia y Reino Unido.
   Otros destinos de relevancia ubicados por la entidad mundial del turismo resultaron Japón, Suecia, Suráfrica, República de Corea, India, Polonia, Tailandia, Rusia, Egipto, República Checa, Taiwán, Singapur y Croacia.
   Los analistas reiteran algunas cifras, para destacar el futuro de esta industria como la llegada de turistas internacionales en el mundo bajo crecimiento del cuatro por ciento en 2011 hasta alcanzar los 980 millones, para 2010 el turismo genero 919 mil millones de dólares en ingresos por exportación.
   La OMT prevé un aumento de las llegadas de turistas internacionales, sin embargo, lo curioso de tales estadísticas está en que el movimiento actual de viajeros prevalece mediante aviones.

Motivos de viajes

   Sin embargo, el precio del carburante implicó el incremento de los precios en los boletos de avión y por consiguiente el declive en las compras y en la organización de vacaciones fuera del hogar.
   Tales indicadores cedieron espacio a nuevos intereses por conocer otros lugares, donde el elemento cultural y de tradiciones lo dan los entendidos como fundamental, junto con el deseo de pasar descansos activos de cara a la naturaleza.
  De ahí, que uno de los escenarios que en la actualidad constituyen moda para los viajeros estén en Latinoamérica y el Caribe, dependiendo de factores como la danza y la música, la gastronomía y las interioridades de las comunidades.
  Dentro del turismo, por su parte, ratifica este 2012 la particular industria de congresos, eventos y viajes de incentivos, que para algunos estudiosos clasifica como una esfera independiente de la recreación, mientras para otros está incluida.
  La muy conocida cocina de autor, y la regional, cada año transforma los motivos de los viajes y permite a muchas personas un contacto muy personal con las tradiciones y la historia de ciertos pueblos.
  Estas particularidades del sector, constituyen la explicación para que en medio de la crisis y los augurios desfavorables de algunos economistas, los viajes se mantengan como motor económico, factor para incrementar ganancias y empleos, y solución de muchos países pobres.
rfc/


Free counter and web stats