Entradas populares

viernes, 10 de octubre de 2014

Día de la Culinaria Cubana, reflexión y andadura

 


Por Roberto F. Campos

.  Con la realización, una vez más, del Día de la Culinaria Cubana (18 de octubre), no solo se celebra un momento de gloria para la gastronomía insular, sino que se apunta a un futuro inmediato obligado a alzas, sobre todo en calidad y mejores servicios.

   El turismo cubano tiene puntos de partida cada año en diferentes materias y una sumamente importante lo constituye el Día de la Culinaria Cubana, los 18 de octubre, además un mes cargado de simbolismo en cuanto a gastronomía.
   Pero esta efemérides simplemente trae a colación un camino aún por recorrer que tiene mucho que ver con el desempeño turístico y las cotas crecientes que las autoridades quieren alcanzar.
    El presidente de la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba (Facrc), Eddy Fernández, oportunamente manifestó su convencimiento en que las gestiones de su entidad dependen del esfuerzo y del optimismo de los miembros, cercanos a los 70 mil afiliados.

   Esta memoria incluye fechas relevantes, como el 16 de octubre, Día Internacional de la Alimentación, 18 el de la Culinaria Cubana y el 20 el de la Cultura Nacional, cuando se cantó por primera vez el Himno de este país, en la oriental ciudad de Bayamo (1869).
   El 18 de octubre de 1984 una delegación cubana recibió Medalla de Oro en las Olimpiadas culinarias celebradas en la ciudad alemana de Fráncfort del Meno, liderada por el ya fallecido Chef Gilberto Smith Duquesne, figura emblemática de la culinaria de este país.
   Para 2014, la filosofía está en que no solo exista un día de la culinaria, sino que todos los días en restaurantes, cafeterías y hoteles sean el día de la culinaria, en el sentido de exhibir la mejor gastronomía de este país.
   Fernández se reunión previamente con un grupo de periodistas especializados en el sector, para patentar que este año tiene que servir como nuevo peldaño en tanto esfuerzo por deparar a este destino un escenario perfecto para degustar una gastronomía de altos quilates.
   Sentenció que se trata de potenciar las tradiciones, el recetario cubano, y estilizar muchas recetas para adecuarlas al estilo de consumo de visitantes que prefieren conocer los platillos insulares, sin abandonar los más recientes hábitos alimentarios de cara a una mejor salud.
   Para la ocasión, se organiza un concurso de expertos en la sede de La Habana de la Facrc, y otros contactos que permitan tener una visión clara del camino a seguir.
   La misión de esta organización ONG cubana está en agrupar a los profesionales que laboran en las artes culinarias en una entidad que los represente a nivel nacional e internacional, y tener una clara superación profesional.
   Por ello, también organizan durante esos días de celebración un concurso de seis jóvenes gastrónomos seleccionados en un proceso de competencia a nivel de la base con concurrentes de 16 a 25 años de edad (Pinar del Rio, La Habana, Ciego de Ávila, Villa Clara, Santiago de Cuba y Guantánamo).
   Se trata de una selección de todos estrellas que en el momento de la competencia sabrán que productos a emplear y en ese instante deben confeccionar una receta de la tradición cubana con altos vuelos para lograr el primer premio.
   Carlos Otero, vicepresidente primero de la Facrc, muestra su satisfacción en dicho concurso que sopesa las bases del relevo a partir de un ejército de profesionales que comienzan sus actividades culinarias desde cursos de iniciación en los diferentes niveles provinciales.
   Por tanto, turismo y gastronomía desempeñan una alianza ineludible en cualquier destino, de ahí la preocupación de las autoridades insulares por impulsar el sector y colocarse de mejor manera en el mapa culinario latinoamericano y mundial.
Rfc/



Free counter and web stats