Entradas populares

viernes, 11 de junio de 2010

Calor y turismo, fórmula veraniega para Cuba



Por Roberto F. Campos

Pese a lo acostumbrados que están los cubanos a intensos calores en verano, hoy las altas temperaturas parecen comenzar desde muy temprano, con colorido adicional para el turismo e incomodidad para los amanes del frío.
Esta situación climática tiene su lado feo en cuanto a la sequia, pero la parte beneficiosa está en una brillantez particular a la hora de los viajeros querer obtener la mejor fotografía del lugar a visitar.
El más reciente parte meteorológico señala algunos chubascos y tormentas eléctricas en el oriente de la Isla con poca nubosidad en gran parte del territorio, sin embargo el calor es el comentario cotidiano para incluso personas acostumbradas a intensos veranos.
Los reportes del clima señalan temperaturas entre los 32 y 35 grados centígrados y en las noches variaciones de 25 a 28 grados, pero que en caso de no estar protegidos por un acondicionador de aire se sienten con mucho impacto.
Poco oleaje y vientos de 25 kilómetros por hora completan un panorama, que sin embargo, permite un refugio apropiado en playas y embarcaciones de recreo, sobre todo para viajeros de todo el mundo en busca de un descanso activo.
Y es que de acuerdo con los científicos, la mayor parte de Cuba tiene un clima de tipo cálido tropical con estación lluviosa en el verano.
A esos datos agregan que por lo general se trata de un clima tropical estacionalmente húmedo con influencia marítima y rasgos de semicontinentalidad.
Sin embargo, en zonas altas puede apreciarse el tipo tropical húmedo de selva, o lluvioso para todo el año (en el sistema montañoso) y en la franja costera sur de Santiago de Cuba y Guantánamo, región oriental, se acuña como relativamente seco con pocas lluvias.
En estas temperaturas influye una formación climática identificada por la cantidad de radiación solar que recibe el país y la circulación atmosférica, con propiedades físico-geográficas determinadas.
Cuba se encuentra muy cerca de una latitud próxima al Trópico de Cáncer lo que condiciona altos valores de radiaciones, además de estar en las fronteras de circulación tropical y extra-tropical.
Como promedio, entonces las temperaturas son generalmente altas, pues los valores medios anuales oscilan entre 24 en las llanuras y 26 grados centígrados en las costas orientales, sin embargo en los veranos la crudeza del calor es todo un signo.
Como novedad, algunos récords señalan en Guantánamo –la provincia más oriental cubana- el 7 de agosto de 1969 con 38,6 grados centígrados, mientras en Bainoa el 18 de febrero de 1996, apuntaron 0,6 grados centígrados.
El país recibe por año más de dos millones de visitantes desde todo el mundo y posee una infraestructura hotelera compuesta por alrededor de 50 mil habitaciones, distribuidas sobre todo en ocho regiones de desarrollo turístico.
Y pese a que sol y playa continúa como la principal modalidad de atracción, las autoridades diversifican la propuesta con cultura, historia, buceo, excursiones, naturaleza, congresos y eventos, multidestino y otras ofertas que tienen muy buen apoyo por su clima tropical.
rfc/
Free counter and web stats