Entradas populares

domingo, 17 de febrero de 2013

A propósito del XV Festival del Habano. Publicista estadounidense expresa deseos de amistad con Cuba




Por Roberto F. Campos

La Habana. 18 de febrero de 2013. El publicista y periodista estadounidense Gary Heathcott reconoce hoy que su mas anhelado sueño consiste en la buena vecindad entre su país y Cuba, archipiélago que visita cada año interesado sobre todo en degustar sus habanos.
   En el XV Festival del Habano, participará por cuarta ocasión como jurado del concurso Habanosommelier, encuentro significativo de esta fiesta del humo que sesionará en la capital cubana del 26 de febrero al 2 de marzo, en el Palacio de las Convenciones.
   Heathcott considera que una vez concluidas las limitaciones comerciales y económicas de su gobierno contra Cuba muchos turistas estadounidenses viajarán a este país, sobre todo para participar y apreciar concursos como el Habanosommelier, o encuentros sobre arte, música e historia.
   El espectro es amplio en el interés para sus coterráneos, confiesa, pues les pueden atraer los centros vacacionales y las playas, entre otras oportunidades.
   Reconoce este ejecutivo entre sus más anheladas esperanzas y sueño que Estados Unidos y Cuba se conviertan en buenos vecinos y desaparezcan las ridículas trabas económicas, ineficaces, reiteró.
   Adelantó por demás, que entre sus prioridades, además de la participación en los Festivales del Habano está, para él y su esposa, poder promover la ayuda humanitaria y vincular a ambos pueblos.
   Significó como algo muy bonito participar en calidad de periodista en estos festivales del tabaco cubano Premium cada año, y escribir historias relevantes, para informar a su país y al mundo acerca de tan importante acontecimiento.
   Heathcott es colaborador de importantes revistas especializadas en tabaco y en Live Style (estilo de vida), de ahí su interés en acudir cada año al Festival, y por sus conocimientos sobre puros la corporación internacional Habanos S.A. lo eligió como parte del jurado del concurso Habanosommelier.

Un producto cubano de calidad y un festival ineludible

   Vinculado con la publicidad en Little Rock, Arkansas, Heathcott participa de nuevo en esta competencia, a partir sobre todo de su gran amor por esta isla y en particular sus habanos, declaró.
   Entrevistado por vía electrónica, el ejecutivo estadounidense confesó a este periodista que estuvo presente en 14 ediciones anteriores de este encuentro del tabaco cubano Premium o hecho a mano.
   Recuerda que su cita favorita fue la ocurrida en el cabaret Tropicana hace algunos años atrás, aunque comprende que en ese tiempo eran menos los participantes.
   El Festival del Habano tuvo su antecedente en 1994 durante una cena de lujo en el periférico restaurante habanero Las Ruinas, del Parque Lenin; para 1995 se entregó por primera vez del premio Hombre Habano del Año, que luego se denominaría como Premio Habano del Año, e incluye mujeres.
   En 1999 este tipo de reunión cuajó en el Festival del Habano, reunión a la que acuden cerca de mil personas de unas 70 naciones, como promedio anual.
   Relata Heathcott que visitó por primera vez a Cuba en 1989 y a partir de ese entonces quedó flechado, desde ese entonces acumula 58 estancias en este archipiélago. Reseña que la primera ocasión de su presencia como jurado del concurso Habanosommelier fue en 2010.
   Sobre el concurso anota una evaluación sumamente detallada sin espacio para el error, donde se exige a los jurados agudeza.
   El Habanosommelier forma parte del programa del Festival y consiste en examinar en cuanto a teoría y práctica a profesionales de todo el mundo que proponen las mejores combinaciones de habanos, alimentos y bebidas, certamen con etapas tanto locales como la final, a disputarse en cada febrero.
   Algunos de los competidores, ilustra, muestran nerviosismo cuando comienzan la competencia pero luego se atemperan, durante el procedimiento. Muchos no ganan, pero retornan luego a probar suerte de nuevo pues comprenden de mejor manera este tipo de concurso, especifica.
   Unos competidores están mejor preparados que otros, algunos tienen mas experiencia o práctica; están obligados a aprender de memoria el trabajo con habanos y su espíritu, pero no aparece una nacionalidad por encima de otra en cuanto a este concurso, todos trabajan duro.
   Las reglas del certamen son muy exactas, con poco margen al error –reiteró-. En cuanto a los productos para combinar con el habano, la elección casi siempre se inclina a altos contenidos alcohólicos en materia de las bebidas, añejos o bebidas oscuras.
   En lo particular, Heathcott coincide en la combinación con los habanos de vinos tintos, como el caso del Syrah, Malbec, o Cabernet Sauvignon, pues dichas bebidas ganan más popularidad cada día entre los fumadores de puros.
   Considera que el concurso Habanosommelier constituye uno de los segmentos más interesantes del Festival del Habano y gana más atracción cada año, no simplemente para los participantes, sino para los turistas que visitan a Cuba. Por lo tanto, puede convertirse en una atracción turística habanera.
   Tal es así, que el escrutinio por parte del jurado durante el concurso lleva la presentación de los productos mediante un humidor y explicar sus conocimientos acerca de los habanos, seguido de la elección correcta de la vitola, luego atrae mucho el momento decisivo de encender un puro.
   El encendido es todo un ritual, dice, mediante una varilla de cedro y con un ritmo y precisión impresionantes, para pasar después a proponerlo, todo ello mediante una recomendación correcta en dependencia de una situación que pone el jurado, por ejemplo un matrimonio al acudir a un restaurante de lujo.
   Señala que desafortunadamente en la mayoría de los Estados Unidos se prohíbe fumar en público y mucho menos los habanos, auque existen algunas otras competencias parecidas que implican al whisky, coñac o vino.
   Por desgracia, insiste, existen más concursos de belleza que de bebidas y puros. Para este aficionado a los habanos, este país significa mucho, representa la calidad del tabaco, y la belleza de sus paisajes, concluyó.
rfc/

Free counter and web stats