Entradas populares

miércoles, 13 de agosto de 2014

Rodeo, turismo y la adrenalina en los cubanos




Por Roberto F. Campos

   El rodeo constituye un deporte extremo de mucha pasión en el mundo, sobre todo en Norteamérica, y con serio reflejo en Cuba desde hace mucho tiempo, ahora con un impacto significativo en el turismo.
   Rodeo y turismo se dan la mano de una buena manera, aunque en el caso cubano aún reste mucho terreno por recorrer en dicho sentido.
  De tal suerte, el presidente de la Asociación Cubana de Vaqueros de Rodeo, Anadelio González Herrera, esclarece con vehemencia particular el derrotero de este deporte recreativo en el país.
   Recuerda que su entidad, fundada en 1993, pertenece a la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA) y la integran en la actualidad cinco mil 320 personas, de las que más de 600 son mujeres.
   En Cuba aparecen 79 estadios para el rodeo, en toda la isla, de los que 14 están asociados a Ferias Agropecuarias, como es el caso de la arena principal, ubicada en La Habana, en el recinto ferial de Rancho Boyeros, muy cerca del aeropuerto Internacional José Martí.
   Precisamente, esa pista se inauguró en 1933 (hace 81 años) y constituye referencia para esta práctica, además de juntar elementos históricos, pues allí se fundó el 17 de mayo de 1961 la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).
   En Cuba existen competencias zonales de rodeo, campeonatos provinciales de abril a julio de cada año, y los nacionales en marzo, durante la Feria Internacional Agropecuaria en el recinto de Rancho Boyeros.
  El rodeo es un deporte extremo originado en los Estados Unidos, tradicional, con influencias de la historia de los vaqueros españoles y de los charros mexicanos.
   Consiste en montar a pelo potros salvajes o reses vacunas bravas (como novillos y toros) y realizar diversos ejercicios, como arrojar el lazo, rejonear, entre otros, pero protegiendo la salud del animal en lo posible y, por supuesto, la propia.
   En la actualidad, la exposición de rodeo más grande del mundo es el Houston Livestock Show and Rodeo, en los Estados Unidos.
   El estilo más difundido es el estadounidense debido a la influencia de ese país, pero tiene distintas variantes. La capital del rodeo en México es el estado norteño de Chihuahua, del cual proviene el atuendo del vaquero que después sería adoptado por los estadounidenses.
   Algunas fuentes periodísticas calculan que el rodeo lo siguen en todo el Planeta unos 30 millones de aficionados, quienes asisten a grandes festivales, principalmente en el oeste de Estados Unidos.
  Este deporte se originó como extensión de las vidas cotidianas de vaqueros estadounidenses; arrear ganado y montar a caballo, generaron el rodeo.
   Los españoles que colonizaron el gran norte de la Nueva España que incluía Texas, Nuevo México, California y el norte del actual México, llevaron grandes cabezas de ganado para poblar las vastas llanuras.
   El término Rodeo, del mismo vocablo castellano, hace referencia al evento anual en que los vaqueros “rodean” los ganados para conducirlos al mercado, y comenzó a utilizarse en los Estados Unidos a partir del territorio tomado a México en el siglo XIX, así que en buena lid, podría decirse que quienes crearon el rodeo fueron los mexicanos, pese a que quienes lo difundieron fueran los estadounidenses.
   Los expertos también mencionan a Chile, que tiene como deporte nacional al rodeo, practicado por personajes equivalentes a los vaqueros, llamados huasos. Rfc/





Free counter and web stats