Entradas populares

sábado, 5 de marzo de 2016

Cohiba después de 50 años





Por: Roberto F. Campos

    La realización en la capital cubana del XVIII Festival del Habano trajo la importante memoria de una de las marcas de puros Premium más importantes no solo de esta isla, sino del mundo: Cohiba.
   Esa reunión (29 de febrero al 4 de marzo de 2016) impuso récord de participantes, al acudir dos mil personas de 60 países, ejército de fumadores, comerciantes, artistas y periodistas, interesados en desentrañar las causas de que los habanos sean los puros Premium mejores.
   Para algunos entendidos que asistieron al encuentro, como el catador Juan José López (asesor de la corporación internacional Habanos S.A.), esa cualidad del tabaco cubano se debe al clima, variedad, suelo y la cultura transmitida durante siglos por los obreros tabacaleros.
   Tal opinión la respaldaron los asistentes a esta reunión, considerada en mayoría -sino en unanimidad-, como la mejor cita mundial en cuanto a mercadotecnia de puros.
   En esa cuerda, el punto clave estuvo en que el encuentro fue dedicado a los 50 años de la marca Cohiba, los 20 de Cuaba y a Hoyo de Monterrey.
   Para ejemplificar el impacto positivo de la reunión, sobre todo en materia de mercados y desarrollo del comercio cubano, los datos de la clausura y otros programas del Festival resultan bien elocuentes.
   Una de las claves puede estar en que a 865 mil euros ascendió la subasta de siete lotes de puros Premium cubanos como parte del cierre del Festival.
   En la ceremonia de clausura, transcurrida en el recinto ferial de Pabexpo (el Festival sesionó en el Palacio de Convenciones de La Habana y otros escenarios) participaron mil 200 personas de todo el mundo (el monto recaudado lo destinan al sistema de salud de este archipiélago).
   En particular, la estrella de la noche resultó el humidor de la exclusiva serie especial Cohiba 50 Aniversario (1966-2016) –esta marca fue la primera surgida después de 1959, cuando triunfo la Revolución Cubana.
   Precisamente, el primer humidor (mueble humidificado para puros), el de Cohiba mencionado, alcanzó en la puja 320 mil euros, obra de arte, objeto de coleccionista, con dos mil 500 habanos en su interior.
   Ese resultó el momento de la entrega de los XX Premios Habano del Año, otorgados en la ocasión a Valerio Cornale, Italia (Comunicación), Dominique Gyselinck, Bélgica (Negocios) y Manuel Tuero, Cuba (Producción).
   Reiteraron los organizadores, el récord de asistencia, pues están la cita más de dos mil personas de 60 países, en todos sus programas como Seminario Internacional, Feria Comercial, recorridos y encuentros.
   Por otra parte, en la sesión de premiaciones del XVIII Festival del Habano coronaron como Maestro de Maestros al sommelier cubano Juan Jesús Machín, galardón poco usual para este tipo de ceremonias.
   Tal reconocimiento se debió al concurso Habanosommelier, que todos los años prueba la mejor práctica y conocimientos de expertos de todo el mundo en cuanto a combinar habanos, bebidas y alimentos.
   Por primera vez se concede este título, en una reunión que evaluó a ocho sommeliers (presentadores de cartas de vinos), escogidos de entre los que fueron ganadores absolutos de la prueba en años anteriores.
   Junto a Machín, compitieron el brasileño Walter Saes (ganador en 2015), Luis Manuel García, mexicano con residencia en los Emiratos Árabes Unidos (2012), y el también cubano Pedro Tejeda (2013).

   Como sorpresa adicional fueron reconocidos dos nuevos rones de Havana Club: Cohiba Atmosphere Unión, y Tributo 2016, presentes solo para la ocasión.
    Una curiosidad, sin dudas, fue la competencia de la ceniza más larga o Fumada Perfecta, en la que participaron 900 personas, 106 entregaron su regla de medida, y la ganó el británico Sangib Morenar con un largo de 174 milímetros, además de Mención para el cubano Ronald Leyva.
    El Mejor maridaje o combinación de tabaco y bebidas, constituyó encuentro muy atractivo donde reinó la alianza del Whisky Jack Daniels con un puro de Romeo y Julieta, realizada por la sommelier cubana Zudlay Nápoles.
   A la Feria Comercial acudieron 59 empresas y en Stand de Diseño Libre el premio lo obtuvo Brascuba Cigarrillos S.A. (Brasil), con mención para la Internacional Cubana del Tabaco S.A (Ictsa). En la categoría de Stand Modular, anotó la empresa Ross Joyería, con mención para Humidores Habana.
   Comunicación Integral fue declarado desierto, con menciones para Comercial Iberoamericana S.A.-Cohiba y Brascuba, y Stand más visitado también fue desierto, con menciones para Comercial Iberoamericana S.A-Cohiba y Havana Club International S.A.
   Voceros de la corporación internacional Habanos S.A. dijeron durante el Festival que obtuvieron una cifra de negocio el año pasado de 428 millones de dólares, lo que representó cuatro por ciento de crecimiento frente a 2014.
   El vicepresidente comercial de Habanos S.A., Leopoldo Cintra González, agregó que ello significa una cuota de mercado de 70 por ciento en cuanto a unidades y 80 por ciento en valores.
   En la actualidad existen 140 Casas del Habano en todo el mundo que abarcan 16 mil metros cuadrados en área de venta.
   También operan para la comercialización de los puros Premium cubanos más de 800 puntos denominados Habanos Specialist y mil 900 Habanos Point, lo que recalca la expansión de los puros cubanos por el mundo.

UN VEGUERO, MUCHOS VEGUEROS
   La industria tabacalera cubana tiene hoy en el proceso agrario una base sólida, tal y como lo señalaron ejecutivos locales.
   De ahí que durante el Festival predominara el tema agrario, y las visitas a plantaciones, además de recorrer la Fabrica El Laguito, donde de preferencia de producen los Cohiba.
   Uno de los campesinos con los que se pudo dialogar, en su terruño, fue Máximo Pérez.
   Este agricultor nació en el macizo tabacalero de San Juan y Martínez (Pinar del Rio) donde labora desde los 15 años siguiendo los pasos de su familia, en la finca El Rosario de Vueltabajo, y durante este Festival atendió a muchos extranjeros interesados en su cultivo.
   Con 10 trabajadores bajo su mando y una estricta mirada a las plantaciones, consideró que se trata de un trabajo sumamente delicado, donde el amor del campesino decide la calidad final de la hoja.
   Explicó el veguero que en una campaña producen 2,4 toneladas de hojas de tabaco por hectárea, por lo que en cinco hectáreas cosecha alrededor de 14 toneladas.
   No obstante, Pérez considera que es necesario elevar los rendimientos, asunto que de alguna forma tiene relación con las medidas restrictivas de Washington contra La Habana, que aún se mantienen pese al restablecimiento de relaciones, cuya influencia apunta sobre todo a los insumos del campo.
   El productor explicó que la tarea del semillero abarca unos 35 días y luego que se planta el tabaco, debe recogerse de 70 a 80 días, de ahí que durante ese período (obligatorio) el trabajo sea de mucha atención, una cultura agraria muy relacionada con las tradiciones.
   La corporación internacional Habanos S.A., creada en 1994, exporta a 150 países 27 marcas, que sobrepasan las 220 vitolas de salida, 350 referencias y alrededor de 80 vitolas de galera o formatos de industria.
  Con tales datos a cuestas, los participantes en el Festival del Habano, quedaron convencidos, de la alta calidad del tabaco cubano, y del esfuerzo de los habitantes de esta isla, por tener cada año una mejor economía.
rfc



Free counter and web stats